No estoy gordo, estoy blindado

Sabías que si tienes por lo menos dos pulgadas de grasa en tu cuerpo, podrías parar una bala de 9mm y evitar que llegue a tus órganos vitales.